martes, 13 de septiembre de 2016

TIGRE – Basurales - La diferencia que no fue.

Los vecinos de Don Torcuato siguen padeciendo al CEAMSE. Puesta en funcionamiento lejos del centro de Tigre, la recolección diferenciada de residuos es un fracaso. A esto se suma la existencia de un basural clandestino en un predio gestionado por el Municipio. Mientras tanto, los vecinos mueren de cáncer, hay un brote de granos y una invasión de ratas.
Después de la expectativa que generó el plan piloto SEPARA tus residuos, los vecinos de Don Torcuato ahora transitan por la frustración y la indignación.
Frustración porque la separación diferenciada “es una mentira, hay vecinos que han visto que los camiones levantan cualquier cosa, cualquier día. La distribución de las bolsas fue siempre muy deficiente, yo tuve que hacer la denuncia varias veces porque por mi barrio no llegaban. Se lo dije a Leticia Villalva, al delegado municipal. Ahora ya ni siquiera las reparten, uno tiene que ir con la boleta municipal PAGA a la delegación y ahí se las dan”, explicó Juan José Roth, vecino de Don Torcuato, integrante de Vecinos contra el CEAMSE.
Por su parte, su esposa, Luciana, sostuvo: “Hay gente que todavía no sabe cómo tiene que hacer la separación, la campaña informativa duró sólo una semana y fue por teléfono. Esto involuciona porque tener que ir a buscar las bolsas es una molestia para el vecino. El mismo recolector podría dejar las bolsas o podría haber varios puntos para retirarlas, esos locales que dicen ‘+massa’ están por todos lados, ¿por qué no se los utiliza para esto? Todas las personas no pueden ir hasta la delegación, pero igualmente no funciona de ninguna manera”.


El aspecto indignante surge cuando aparece en el relato de esa macabra experiencia, la existencia de un basural clandestino: “Frente al CEAMSE, cruzando las vías del ferrocarril, hay un predio donde quisieron hacer un cementerio y todos los vecinos se opusieron. Ahora, clandestinamente, el Municipio está tirando la basura ahí. Hay máquinas haciendo pozos, donde enseguida aflora el agua. Todas las bolsas del barrido municipal están tiradas ahí. Los vecinos ven entrar los camiones municipales y también camiones atmosféricos”.
El basural clandestino está en Santa María de Oro y Alberdi, zona donde hay dos escuelas secundarias y un jardín de infantes. Allí se encuentra de todo: caballos muertos, comida, bolsas de basura, coches incendiados, gomas y muchísimas ratas. “Desde hace 3 meses hay una invasión de ratas gigantes. Todas provienen de ese lugar”, aseveró Juan José y contó: “Nosotros hicimos una denuncia por las ratas, juntamos firmas y presentamos la denuncia a Malena Massa y al Concejo Deliberante. La respuesta fue enviarnos al delegado municipal a nuestro domicilio, nos aseguró que iban a desratizar y que toda la culpa era del CEAMSE. Yo lo quise llevar a casa de otros vecinos, pero no quiso, parece que no quiere hablar con los vecinos. Dijo que en una semana volvía, nunca más tuve noticias de él. Ya nos han mentido en varias oportunidades”.
Cercados por las ratas y los olores pestilentes, han buscado en varias oportunidades encuentros con funcionarios: “A fines del año pasado nos quisimos reunir con Zamora y debe ser que le tiene un poco de miedo a los vecinos porque no quería reunirse con mucha gente, quería que fuéramos pocos. Aceptamos, entonces nos pidió que le mandáramos por mail el nombre y apellido de cada uno. Éramos 6, le mandamos los datos que nos pidió y aun así no nos quiso recibir. Le dimos todos los datos porque nosotros no tenemos nada que ocultar, podía quedarse tranquilo porque no somos terroristas ni nada raro, y no nos quiso recibir”.


Otro tema candente en la comunidad de Don Torcuato es el cáncer: “El año pasado murieron 3 o 4 en la cuadra donde están las vías. Uno camina por el barrio y los vecinos van contando que hay gente con cáncer. Otra cosa que aumentó son los granos, porque uno puede tomar agua mineral, pero no se puede bañar con agua mineral. Nosotros tenemos la suerte de comprar bidones, pero en el barrio hay familias humildes que toman agua de pozo. Y encima, ahora, el basural clandestino”, dijo Luciana con su beba en brazos, a la cual no puede sacar a pasear con frecuencia debido a los olores del CEAMSE. “Irritan la nariz, los ojos, el último verano fue de terror”.
El intendente Massa dijo que en junio se cerraba el CEAMSE, para esto se tendrían que haber hecho plantas de tratamiento: “El delegado me dijo que estaban haciendo una planta de tratamiento de pet sobre la 202. La llamé a Leticia Villalva y me dijo que no sabía nada. Cómo puede ser que ella esté en medioambiente y no sepa nada. O es mentira o ella está muy desinformada. Pero es mentira, porque si fuera verdad tendríamos toda la ciudad empapelada con publicidad. Así nos vienen mintiendo desde hace más de un año”.
Escrito por Mónica Carinchi 
Referencia: http://www.actualidaddetigre.com/